30 DE MAYO – CICLO DE CINE EN EL CIC – TRILOGÍAS: MAYO FRANCÉS – DESPUÉS DE MAYO DE OLIVIER ASSAYAS

Después de las bombas molotov

Por Gustavo J. Castagna

¿Cuáles habrán sido las razones por las que el prestigioso y ecléctico cineasta francés OLIVIER ASSAYAS se interesara por recordar algunos años pos Mayo del 68?

¿Qué acontecimientos de aquel pasado de hace cinco décadas llevaron a que el director de IRMA VEP y CARLOS decidiera recrearlos en imágenes concebidas en el nuevo siglo para un espectador diferente?

8 CICLO CINE TRILOGÍAS DESPUES DE MAYOs - CIC BLOG

¿Nostalgia de esos tiempos agitados en aquellos días de bombas molotov, toma de la Sorbonne y amistades y hasta amores ideológicos inesperados entre los hijos del proletariado y los hijos de la burguesía?

¿Acaso un ajuste de cuentas sobre un mes que intentó cambiar al mundo, por lo menos mejorarlo, para luego resignarse frente a la derrota propiciada por un contexto distinto?

¿O tal vez que el “tiempo pasa” y se tiene que seguir para adelante porque el mundo “fue y será una porquería”?

En DESPUÉS DE MAYO (2012) probablemente se aclaren algunos de los interrogantes, quizás no todos, pero sí quedan expuestos los conceptos del asunto, el centro neurálgico del relato, las vivencias de unos personajes que desde la acción pasan a la reflexión y de allí en adelante a una (lógica) resignación.

El centro operativo del argumento es el joven Gilles pero a su alrededor surgen otros personajes satelitales de importancia: dos novias o parejas más que ocasionales, otra pareja amiga de la militancia, la música y el presente y el futuro, la figura del padre protector y adinerado del vástago díscolo y antisistema, nuevos grupos de jóvenes a conocer no solo en París sino también fuera del territorio de batalla; en fin, un abanico de posibilidades e instancias dramáticas que ASSAYAS maneja de manera sutil, pausada, acorde a aquello que se modifica en Gilles a través de nuevas visiones, amistades, espacios, inquietudes artísticas, re-conocimientos de territorios ahora desconocidos pero que meses atrás pertenecían a la hipótesis revolucionaria que no llegaría a su deseada concreción.

DESPUÉS DE MAYO fusiona los primeros síntomas que describen el desconcierto generacional, aumentado por la agresión a un policía, con las iniciales y necesarias separaciones que padece un grupo de combate callejero, juvenil y reacio al poder. En efecto, a ASSAYAS no le interesa tanto mayo 68 como los primeros divorcios e inestabilidades ideológicas de ese grupo encabezado por Gilles. En ese punto, y con el correspondiente apuro en separarse debido al policía herido, la historia de DESPUÉS DE MAYO se abre hacia otras atmósferas y climas, acordes siempre con el objetivo central pero lejos de ese territorio inicial de combate casi diario. Por lo tanto, la película cruza los esquemas ideológicos de aquel reciente pero ya transcurrido mayo con la iconografía de una comunidad hippie, las drogas al alcance de todo aquel que quiera consumirlas y las preguntas aun sin respuestas que surgen entre y desde los mismos personajes. Además, por si fuera poco, Francia muta a Inglaterra, es decir, a una geografía transparente y similar a la inicial, pero un espacio del que no se es dueño ni propietario pero sí un “turista ideológico proveniente del mayo francés”.

Por ese motivo, DESPUÉS DE MAYO es una película más compleja de aquello que aparenta. Claro que se trata de una película de jóvenes que luchan en las calles para cambiar o mejorar al mundo, pero no solo eso: cada uno de los protagonistas está destinado a resolver su situación de manera individual, lejos ya del colectivo antisistema que representan al principio de la película.

Como le ocurrirá a Gilles, en plena agitación y movimiento huyendo de la policía y, pasado el tiempo, “creando arte” a través de sus dibujos que acaso le corroboren un futuro venturoso. Y ya sentado en una mesa de café.

Tags: , , , , ,

Leave a comment