Se presentó “Iván y los perros” de Hattie Naylor en el Teatro del CIC

El viernes 31 de Octubre a las 21hs, se presentó en el Teatro del CIC “IVAN Y LOS PERROS” de Hattie Naylor con traducción de Alejandro Tantanián. La puesta y dirección es de Mariano Stolkiner y Gustavo García Mendy. El actor Emiliano Dionisi, ganador del Premio Ace 2014 Mejor Actor Unipersonal, es el encargado de ponerse en la piel de Iván.

La versión original de “Ivan and the dogs”, dirigida y editada por Paul Dodgson, ganó el Tinniswood Award en el 2009. La pieza ha sido traducida en ocho idiomas y se ha realizado producciones de la misma en Brasil, Holanda, EEUU, Grecia y Georgia.

Emiliano Dionisi ganó el Premio Ace 2014 como Mejor Actor en Unipersonal por “Iván y los perros”. La obra además fue nominada como Mejor Unipersonal y Mejor Dirección.

Sobre Iván y los perros:

“Todo el dinero se había ido y no había con qué comprar comida. Así que Madres y Padres trataron de encontrar cosas que pudieran sacarse de encima, cosas que comían, cosas que bebían o cosas que necesitaban calor. Primero fueron los perros.”

En una ciudad devastada por la recesión, ¿qué hacer cuando se acaba el dinero? Basado en la verdadera extraordinaria historia de Iván Mishukov. Iván y los perroses una historia fascinante de supervivencia que se sucede en las calles de Moscú dentro de la década de los 90’, evocada a través de los ojos de un niño de 4 años. Una obra universal que nos confronta con los instintos más esenciales de la condición humana.

Ficha artístico técnica

Autora: Hattie Naylor

Traducción: Alejandro Tantanian

Actor: Emiliano Dionisi

Música y operación de sonido en vivo: Gustavo García Mendy y Mariano Stolkiner

Voces pregrabadas en ruso: Alekseyev Vyacheslav, Denis Ilchik, Katerina Pantiukhina, Valeria Maltseva.

Diseño de espacio: Mariano Stolkiner

Diseño sonoro y música original: Gustavo García Mendy

Diseño lumínico: Julio López

Diseño de vestuario: Merlina Molina Castaño

Diseño de ilustraciones: María Chevalier

Diseño y Animación en video: Julián Rur

Diseño gráfico: Sebastián Ezcurra

Fotografía: Guido Piotrkowski

Gestión de derechos de autor: Marion Weiss

Prensa: Simkin y Franco

Asistente de dirección: Merlina Molina Castaño y Rodrigo Mujico

Producción general: El Balcón de Meursault

Produccion Ejecutiva: Sebastián Ezcurra

Dirección: Mariano Stolkiner y Gustavo García Mendy

Duración de la obra: 60 minutos

Palabras de los directores:

¿Qué retorno posible y/o deseado existe luego de tanto desamparo, de tanta indiferencia? ¿Cómo ponerle voz y cuerpo al espíritu salvaje que se agenció de este niño arrojado al desierto urbano? ¿Puede reparar una perra el desamor de una madre biológica?

Estas son algunas de las preguntas que nos surgieron a partir de la lectura de Iván and the dogs de Hattie Naylor.

La obra se centra en un caso real ocurrido en 1998, en las afueras de Moscú, cuando se encontró a un niño de seis años que había vivido los dos últimos con una jauría. La experiencia poco común de este niño que convocó a la dramaturga unos años atrás, nos reúne en este momento para pensar en qué sentido nos interpela este sobreviviente de una odisea casi imposible de transitar.

Iván es un niño que sale de un hogar hostil, una madre que no lo sabe cuidar y un padrastro alcohólico que lo maltrata; y con los ojos de un niño arrojado a la calle, empieza a buscar con quién dormir, con quién comer, con quién jugar. A lo largo de su solitario recorrido este personaje alumbra distintos grupos marginales, opacos a la vista de los ojos urbanos, siempre urgidos; pero hace foco en la única mirada que responde a la suya; una mirada animal, inhumana: la de Bielika, una perra que lidera a una jauría de perros salvajes; la que finalmente velará por su sueño y le dará refugio en las frías calles de Moscú.

Lo que nos moviliza a elegir este material es el ímpetu de esta voz por alzarse y proclamar legitimidad, dando visibilidad a su propia identidad, tan bestial como digna de contar.

Nos permite reflexionar acerca de las consecuencias que implica descuidar ciertas cuestiones fundamentales de nuestro entorno. Si bien el caso que toma la autora sucedió en Rusia, es claro que también podría estar sucediendo en cualquier esquina de nuestra ciudad; aprovechando de esta manera, la oportunidad de sondear zonas poco iluminadas por la cartelera local.

Iván, un niño inmerso en una soledad y desamparo apabullante, lejos de demandar consuelo y compasión, pone en evidencia nuestras responsabilidades e incapacidades. Iván no puede compadecerse de si mismo ni tampoco de los demás, Iván es en esencia amor reflejo, amor mecánico, amor bestial, y desde ahí nos observa, para que nosotros, o al menos alguno de nosotros, pueda volver sus ojos sobre si a través de la mirada de este “niño perro”.

Mariano Stolkiner

Gustavo García Mendy

Directores

Tags: , , , , , , , ,

Leave a comment