Posts Tagged ‘ciencia ficción’

20/10/2017

25 DE OCTUBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCIÓN EN EL CIC – “BRAZIL” DE TERRY GILLIAM

SOBRE GENIALIDADES Y EXCESOS

Por Gustavo J. Castagna

Se cuenta que el 30 de mayo de 1985, cuando se estrenó BRAZIL en Buenos Aires, los fanáticos de los MONTY PHYTON, muchísimos, salieron de sus casas y hogares propios y clandestinos, a festejar el acontecimiento. Ocuparon puestos estratégicos, espacios cercanos al poder, agencias de noticias y palacios gubernamentales y desde allí gozaron del triunfo y la popularidad de la cinta.

10 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN BRAZIL - cic blog

También se cuenta que ante tanto bullicio y jolgorio desmedido de los seguidores del grupo inglés y de sus integrantes ya a solas y detrás de las cámaras (por ejemplo, Terry Gilliam, el creador de BRAZIL), otro gentío, opositor al festivo, también salió a la calle pero en plan de guerra. Provistos de espadas y vestimentas de samurais japoneses, enojados por el sonido triunfador del ya ejército rival, un sector de las calles de Buenos Aires se pobló de gente que parecía salida de una película de Akira Kurosawa, en una transparente actitud de lucha, a matar o morir, ante un rival que no paraba de festejar desde hacía algunos días. Lamentablemente, no se conocen noticias posteriores sobre el tema y todo lo descripto hasta acá solo quedaría representado por la leyenda, por el acaso, por el tal vez: sin ganadores ni perdedores, sin fans de los Phyton y de Mr. Gilliam, sin novedades en relación a los herederos del gran director de Los siete samurais y Rashomon, aquella batalla entre dos contendientes con propuestas estéticas y temáticas bien diferenciadas, supuestamente, hizo historia y quedaría marcada por el recuerdo.

Pero, es más que seguro, que solo se trate de una historia inventada, de una fábula distópica al revés, de un retorno al pasado en donde BRAZIL se edificó como un film de culto, imprescindible para sus acólitos y defensores sin capa ni espada. Como también, se convirtió en una película rechazada y hasta odiada, lógicamente, por aquellos que nunca adhirieron al humor desenfrenado de los MONTY PHYTON y, menos lo harían, cuando algunos de sus integrantes, ya extinto el grupo, decidiera dirigir películas. El más conocido, claro está, es Terry Guillian, que antes de BRAZIL había construido la fábula de LOS AVENTUREROS DEL TIEMPO (1981) y que más tarde concebiría LAS AVENTURAS DEL BARÓN DE MUNCHAÜSEN (1988), conformando junto al film que nos interesa, la llamada “TRILOGÍA DE LA IMAGINACIÓN”.

(más…)

15/10/2017

18 DE OCTUBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCIÓN EN EL CIC – “THE THING” DE JOHN CARPENTER

LA RESISTENCIA, SEGUNDA PARTE     

Por Gustavo J. Castagna

Si hace dos meses, dentro del presente ciclo sobre ciencia ficción en el cine, se presentó, exhibió y luego habló sobre SOBREVIVEN, film de Carpenter de fines de los 80, la década para el director había comenzado con THE THING/EL ENIGMA DE OTRO MUNDO, otro ejemplo referencial sobre un grupo de personajes que resiste frente a algo inasible, inexplicable, que cobrará diversas formas y que ocupará cuerpos ajenos en la geografía límite de la Antártida.

9 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN THE THING EL ENIGMA DE OTRO MUNDO - CIC BLOG

Buceando en el cine de clase B pos Segunda Guerra Mundial, es decir, en los tiempos de la Guerra Fría con connotaciones paranoicas y tomando como eje a la ciencia ficción, Carpenter decide hacer un remake de THE THING FROM ANOTHER WORLD (1951), de Christian Nyby y producida por Howard Hawks. Sin embargo, sus pretensiones apuntan lejos de la nostalgia y de la reverencia a aquellos films de bajo presupuesto y solidez narrativa, más allá del carácter imprescindible para su propia educación cinéfila.

La “cosa” de Carpenter amplía el contexto histórico, férreamente marcado de aquel título clásico, para inmiscuirse en un relato de características nihilistas, construido por un espacio asfixiante y por un destino fatal que poco a poco corresponderá a cada uno de los integrantes de un equipo de investigación científica morando en el paisaje antártico. A través de pequeños trazos y detalles, Carpenter construye a los personajes –todos hombres- en donde se destaca R.J.Mac Ready (el gran Kurt Russell), una encarnación de John  Wayne en películas de Ford y Hawks pero acá con barba tupida, pelo largo y jugando al ajedrez con una computadora. Desde él se conformará la figura del héroe, pero a su alrededor, también sobresalen doctores, ayudantes, especialistas y científicos, conocedores en lo suyo, pero incapaces de explicar qué ocurre desde el inicio de la película.

Como en todo relato carpenteriano, en aquellos relacionados al terror y a la ciencia ficción o con los géneros en perfecta simbiosis, se materializará un extraordinario uso del fuera de campo, del espacio recorrible o a recorrer que instala el miedo al miedo, aparecerán pequeños pero logrados intersticios humorísticos y sarcásticos en determinadas situaciones límite, también la posibilidad de que surja la sospecha y el rechazo entre los mismos personajes.

(más…)

4/10/2017

11 DE OCTUBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCION EN EL CIC – “2046” DE WONG KAR WAI

AMORES DEL PRESENTE Y HACIA EL FUTURO

Por Gustavo J. Castagna

Allá por los años 90, cuando aun sobrevivían algunos videoclubes con los VHS y empezaba a colarse el nuevo soporte / invento del DVD, se editaron dos películas de un director asiático (casi) desconocido por estos paisajes. Su nombre: Wong-Kar Wai. Las dos películas: LA CAÍDA DE LOS ÁNGELES y CHUNGKING EXPRESS, filmadas entre el 94 y el 95.

8 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN 2046 - CIC BLOG

Sin embargo, el “desconocimiento” por Wong más que nada le pertenecía a un público global, a quienes aun alquilaban películas, al que concurría asiduamente al cine durante el cine de semana. El crítico de cine y algunos espectadores, en cambio, ya habían disfrutado del estreno comercial de HAPPY TOGHETER / FELICES JUNTOS (1997), filmada acá cerca, en La Boca (sí, no hay error de tipeo), que narraba la historia de dos asiáticos aferrados a una tensa relación de pareja, peleándose, separándose y luego de vuelta reconciliados en medio de su amor y pasión homosexual. No habían circulado casi noticias del rodaje ni tampoco sobre la estadía de Wong en Buenos Aires, junto a su gran DF Christopher Doyle (de origen australiano) y su dúo actoral (uno de ellos, el versátil Tony Leung, intérprete fetiche del cineasta). Pero sí sus imágenes resultarían recordables por ese registro en un blanco y negro intenso, por captar rincones de Buenos Aires nunca descubiertos por realizadores de acá, por jugársela con el uso de música extradiegética (boleros, canciones románticas), pautadas con un montaje ríspido y cortante en donde se fusionaba una estética heredada del videoclip con la transpiración y algún polvo contundente protagonizado por la pareja extranjera.

Pero a Wong le faltaba una película para que el público y la crítica le agradecieran por y para siempre. Y surgiría CON ÁNIMO DE AMAR (In the Mood for Love, 2000), una obra maestra, con esa pareja constituida por la bellísima Maggie Cheung y Tony Leung decididos a amarse pero a no rozarse, ni siquiera a tener un momento de placer dentro de una historia sobre la frustración romántica de dos individuos imborrables para la memoria del cine. Allí la ingeniería cinematográfica de Wong estallaba en todo su esplendor: el uso del ralentí, la música inolvidable a través del “quizás, quizás, quizás” entonado por Nat King Cole, los planos detalles, el caminar de Maggie y su docena de cambios de vestuario, los cigarrillos, la construcción de un espacio asfixiante para la pareja y hacia el espectador, el uso del fuera de campo con el propósito de no mostrar a los cónyuges de ambos…. y la famosa habitación 2046.

(más…)

29/09/2017

4 DE OCTUBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCION EN EL CIC – “JINETES DEL ESPACIO” DE CLINT EASTWOOD

CABALGANDO EN EL ESPACIO

Por Gustavo J. Castagna

El equipo Dédalo ya está preparado con sus cuatro integrantes para ir allá lejos al espacio y así capturar a un satélite soviético que cayó fuera de órbita con el riesgo de que ingrese en la atmósfera de la Tierra. El cuartero Dédalo ya está listo luego de un riguroso entrenamiento que se realizó ante la mirada absorta de otros futuros astronautas que poca relación tienen con el team protagónico.

7 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN JINETES DEL ESPACIO - CIC BLOG

Ocurre que Frank Corvin, el experto, junto a los pilotos Hawk, Jerry y Tank, ya superaron los 60 años y no son los mismos de fines de 50 cuando estuvieron a punto de salir al espacio. Si hasta parecen retirados de su profesión y lejos de los conocimientos adquiridos décadas atrás.

En efecto, Frank (Clint Eastwood) vive con su esposa bien lejos del espacio, Jerry (Sutherland) se dedica a diseñar montañas rusas, Hawk (Lee Jones) enviudó y aun recuerda su trabajo como piloto asustando a jóvenes supuestamente valientes, y por si fuera poco, el ex navegante Tank (Gardner) armó una familia y se convirtió en pastor baptista.

Clint Eastwood (87 años cumplidos en mayo) lo hizo otra vez en JINETES DEL ESPACIO (Space Cowboys, 2000): fusionó géneros a puro placer, construyó una historia vital e inteligente con personajes casi retirados o a punto de jubilarse, invadió con su sabiduría territorios temáticos y estados de ánimo contrapuestos (comedia, drama, melancolía, felicidad), edificando un film eficaz, perfecto en su escritura, minucioso en sus decisiones de puesta en escena.

El secreto de Eastwood como director –uno de esos secretos- está en el placer de contar una historia y en cómo contarla, aferrándose al manual del clasicismo, jamás dejándose seducir por una cámara virtuosa o por detalles añadidos al centro del relato, al corazón de una historia a la que el director y actor hace funcionar como un tren que avanza sin prisa y sin demasiadas pausas. Un tren narrativo que ya tiene 35 películas detrás de cámaras (JINETES DEL ESPACIO es su película 22), iniciada a principios de los 70 con PLAY MISTY FOR ME (OBSESIÓN MORTAL), en donde Clint interpreta a un disc jockey acosado por una fan y que continúa hasta SULLY, estrenada en diciembre pasado en los cines de acá. Pero el “hasta” en Eastwood jamás autoriza la clausura ya que su título 36 como cineasta (THE 15:17 TO PARIS) se encuentra en la fase de posproducción.

(más…)

22/09/2017

27 DE SEPTIEMBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCION EN EL CIC – “METRÓPOLIS” DE FRITZ LANG

LOS DE ARRIBA Y LOS DE ABAJO

Por Gustavo J. Castagna

A 91 años de su gestación la potencia visual y temática de METRÓPOLIS continúa avasallando décadas, películas, transformaciones cinematográficas, géneros, fundamentos teóricos, discursos enciclopédicos, textos invadidos por la sorpresa de haberse encontrado en algún momento con una película singular y única.

6 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN METRÓPOLIS - CIC BLOG

Esa singularidad atañe a la creación misma del film, a la dupla responsable (director y guionista, además matrimonio en esos años), al más que estupendo acompañamiento de un equipo técnico de nivel superior (con el notable Karl Freund como DF), a los indicadores temáticos que conforman una trama original que hoy no ha perdido un ápice de su novedad.

METRÓPOLIS sigue siendo una película esencial de la historia del cine, una avalancha formal e ideológica que no decide clausurar el cine mudo (como sí, a su manera, lo haría LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO de Carl Dreyer, de 1927) aferrada a su omnipotencia arquitectónica, a su perfección visual, a su permanente oscilación entre utopía futurista y distopía atroz y sin retorno como se prevé en muchas de sus secuencias, solo neutralizadas por un desenlace (in)discutible y teñido de alegoría política a futuro cercano, más que cercano.

METRÓPOLIS representa, junto a las anteriores EL GABINETE DEL DOCTOR CALIGARI (Robert Wiene, 1919), EL GOLEM (Paul Wegener, 1920) y NOSFERATU (Friedrich Murnau, 1925), cuatro de las obras seminales de la escuela expresionista alemana, construida durante los años de la República de Weimar (1918/1933), en esa Alemania de entreguerras, sobreviviendo a la derrota bélica, sosteniendo su respiración artística con películas, obras teatrales, canciones y una atmósfera que intentaba neutralizar el hambre, la desolación, la nula esperanza de un futuro venturoso.

El extraordinario film de FRITZ LANG y THEA VON HARBOU será uno de los pilares de aquella vanguardia que en los años 30 poco a poco irá desapareciendo ante la victoria de la serpiente ya no alegorizada a través del encierro dentro del huevo. Será el fin de aquella vanguardia y el comienzo de una nueva era – presentada triunfante en el congreso de Nüremberg de 1934 – ante los ojos cerrados o aun asombrados (miopes, diría) de las democracias europeas victoriosas luego de la Primera Guerra.

(más…)

15/09/2017

20 DE SEPTIEMBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCION EN EL CIC – “LA MOSCA” DE DAVID CRONENBERG

TENGAN MIEDO… MUCHO MIEDO

Por Gustavo J. Castagna

Con esas cuatro palabras, junto a los puntos suspensivos, el afiche local de LA MOSCA (1986) de DAVID CRONENBERG ocupó más de un espacio por las calles de Buenos Aires de hace 30 años. En efecto, la repercusión que tuvo el film en su momento colmó los deseos de distribuidores y exhibidores en una época donde el terror y la ciencia ficción traían más de un rédito económico inmediato y contundente. Siempre existió un público adicto al género (como ocurre en estos días, tal vez, inexplicablemente, con el éxito de un mamarracho fílmico como ANNABELLE 2). Pero, en aquel entonces, títulos de John Carpenter, Dario Argento, Brian De Palma, Wes Craven y tantos más, acondicionados o mixturando el terror y la ciencia ficción, se traducían en butacas ocupadas y dinero contante y sonante.

5 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN LA MOSCA - CIC BLOG

También el canadiense Cronenberg, a través de LA MOSCA, ampliaría las arcas monetarias del negocio cinematográfico local. Cuestión que no había ocurrido con algunos de sus títulos anteriores, estupendos en lo suyo, pero de escasa repercusión (su segundo film RABIA con la actriz porno Marilyn Chambers-, que por acá recibió el título de FOBIA) o de mediano alcance económico (la particular adaptación de LA ZONA MUERTA, el texto de Stephen King). En cuanto a ausencias, que luego serían subsanadas por sus respectivas ediciones legales en video hogareño, ya que nunca fueron estrenadas en cine, allá por fines de los 80 aparecerían su opera prima (SHIVERS), su tercera película (CROMOSONA 5), su adicción fetichista a los motos (FAST COMPANY) y esa perfecta anexión de la carne y el metal en un futuro actual con la piel marcada por la herida y la cicatriz (VIDEODROME). Ni hablar de sus experimentos iniciales (STEREO, CRIMES OF THE FUTURE), conocidos en los 90.

Sin embargo, el culto al cine de Cronenberg había comenzado un día de 1983 cuando se estrena SCANNERS, aquella perfecta combinación de ciencia ficción, terror mental, terror a secas y cabezas que vuelan en pedazos.

LA MOSCA viene a cerrar la primera etapa del cine del director nacido en Toronto un día de 1943.

(más…)

8/09/2017

13 DE SEPTIEMBRE – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCION EN EL CIC – “FAHRENHEIT 451” de Francois Truffaut

PRIMERO EL FUEGO, DESPUÉS EL AMOR Y SIEMPRE LOS LIBROS

Por Gustavo J. Castagna

Ya en los irrepetibles e invencibles tiempos de aquellos Cahiers du Cinema de los 50, el joven crítico y teórico Francois Truffaut planteaba las tensiones que se producían entre la literatura y el cine. Como muestra definitiva sobre el tema surgiría el célebre artículo redactado con su exquisita pluma: SOBRE UNA CIERTA TENDENCIA DEL CINE FRANCÉS, presentada en aquellas páginas de agosto de 1954 con la aprobación –aun con dudas- del papá tutor y director del mensuario André Bazin.

4 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN FAHRENHEIT 451 - CIC BLOG

Pero Truffaut no anduvo con vueltas: invirtió su pensamiento en un texto seminal de la teoría en el cine, destruyó a la dupla de guionistas Aurenche y Bost y conformó su propio seleccionado francés de directores adorados, y en la vereda de enfrente, un grupo numeroso de cineastas despreciados a través de sus opiniones. En efecto, ya como crítico/teórico, Truffaut escarbaba la relación entre una obra original y la imagen, cuestión que continuará explorando en casi la mitad de sus largometrajes (sobre 22 que realizaría), concebidos desde una texto ajeno. Desde Henry James (LA HABITACIÓN VERDE), David Goodis (DISPAREN SOBRE EL PIANISTA), Henri-Pierre Roché (JULES y JIM; LAS DOS INGLESAS Y EL AMOR), William Irish (LA SIRENA DEL MISSISSIPPI, LA NOVIA VESTÍA DE NEGRO) o el diario de Adéle Hugo (LA HISTORIA DE ADELA H), entre otros ejemplos, siempre Truffaut nadó en las turbias o placenteras aguas que se establecen al fusionar la literatura con el cine.

Por eso un texto como FAHRENHEIT 451 de RAY BRADBURY, publicado en 1953, da la impresión que nació para que algún día el director francés hiciera su correspondiente transposición. Libros, mujeres, alegoría sobre el nazismo, hombres-libros, distopía genérica que transcurre en el 2010, una trama que entremezcla códigos del policial, el drama, la comedia, el romanticismo exasperado que caracterizaba al cine de Truffaut, todo ello aferrado a los códigos de la ciencia ficción, terminarán entregando una de las películas más cálidas del cineasta, no solo por su adicción literaria, sino también, debido a su transversal mirada sobre un futuro devastador.

El eje protagónico es el bombero Guy Montag (el actor Oskar Werner, ya visto encarnando a Jules en JULES Y JIM), su relación con los superiores, su lugar en el aspecto público pero también privado, mostrado en las escenas que juega con su esposa Linda (Julie Christie en uno de los dos roles que personifica en la película). Pero ese futuro supuestamente feliz para Guy como bombero que quema libros trastocará frente al desastre, a la temperatura que adquiere el papel al contactarse con el fuego, a la idea central de que los libros atenúan las crueldades de este mundo. No lo mejora, tampoco lo cambia, pero lo hace algo más placentero: esa es la mirada de Bradbury con la novela escrita desde el recuerdo cercano de los campos de concentración del nazismo, y más tarde, concretada desde las imágenes de Truffaut.

(más…)

4/09/2017

6 de septiembre – Ciclo de Cine de Ciencia Ficción en el CIC – “Sobreviven” de JOHN CARPENTER

LA RESISTENCIA ESTÁ ACÁ

Por Gustavo J. Castagna

 Bienvenidos al territorio de la ciencia ficción en su vertiente política, social, coyuntural…

Ocurre que al gran JOHN CARPENTER (un director referencial para la educación cinéfila de miles de interesados –me incluyo-), luego de HALLOWEEN, LA NIEBLA y THE THING/EL ENIGMA DE OTRO MUNDO (que será exhibida dentro de este ciclo), entre otros films de gran importancia, se le ocurrió meter el dedo en la llaga que más molesta: describir a una sociedad arruinada y ocupada por extraterrestres que transmiten su mirada sobre el mundo a través de los medios de comunicación.

CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN SOBREVIVEN - CIC BLOG, john carpenter

Como si la prédica de Marshall McLuhan hubiera eclosionado en una trama de película de ciencia ficción de bajo presupuesto, SOBREVIVEN (They Live, título original) construye su discurso desde las diferencias de clase, de miles de desocupados en las calles, desde la óptica de un grupo de supervivientes que deberá investigar los motivos de una ocupación ajena.

Efectivamente, Carpenter elije a dos héroes de características opuestas pero de musculatura similar: por un lado, un sujeto llamado Nada (el atleta de lucha libre Roddy Piper, 1954/2015) y, el otro, el negro y grandote Frank (Keith David, ya actor del cineasta en THE THING) como emblemas de la resistencia.

El primero, un desempleado de la construcción, el otro, un empleado con un sueldo miserable; uno más torpe, el otro más sagaz. Mientras Nada será quien descubra por dónde viene la ocupación, al otro le costará comprender aquello que su nuevo amigo le aconseja ver. Justamente, ver o no ver a través de unos anteojos ahumados desentrañaría la cuestión a resolver: los extraterrestres no solo ocuparon un espacio determinado sino también se apropiaron de las ideas sobre un mundo frágil que no pudo contener la invasión. Y en ese punto es donde Carpenter pone el ojo, es decir, observa el resultado de la descomposición definitiva de la sociedad: una sociedad sometida a prédicas, dádivas, indicaciones, frases, imposturas. Una sociedad sometida a un discurso único que solo contempla el goce a través del consumo.

(más…)

25/08/2017

30 DE AGOSTO – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCIÓN EN EL CIC – “BLADE RUNNER” DE RIDLEY SCOTT

EL FUTURO YA LLEGÓ

por Gustavo J. Castagna

“He visto cosas que los humanos ni se imaginan: naves de ataque incendiándose más allá del hombro de Orión. He visto rayos C centellando en la oscuridad cerca de la Puerta de Tanhaüser. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas… en la lluvia. Es hora… de morir.” (Roy Batty, monólogo final)

 2 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN BLADE RUNNER - cic blog

Como si los astros se hubiesen puesto de acuerdo y contemplaran todos sus deseos al comienzo de su carrera, Ridley Scott, luego de LOS DUELISTAS y ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO, completaría su trilogía inicial con las dos horas de BLADE RUNNER¸ ejemplo fundamental ya de los años 80 que se convertirá en un título de culto que sedujo a los fans del género y que resultaría el puntapié inicial de muchos neófitos interesados en el tema.

La combinación genérica propuesta por Scott sale perfecta: el esqueleto argumental de un film noir entremezclado con la ciencia ficción, el look del policial fusionado al relato futurista, la mirada poco complaciente de la ley frente a la dignidad de aquellos perseguidos que ya no le sirven al sistema.

Pero además de Scott, el otro apellido que resplandece es el de Dick, Philip K. Dick (1928/1982), el autor de la novela Do Androids Dream of Electric Sheep? (1968), texto seminal que sustenta la atmósfera de BLADE RUNNER.

Por lo tanto, tal como ocurría en la anterior ALIEN daría la impresión de que Scott –valioso cineasta en sus comienzos- fue un ingrediente más (esencial, necesario se aclara otra vez) para la construcción del mito BLADE RUNNER.

En efecto, se está ante el primer gran ejemplo en imágenes de una distopía cyberpunk, acondicionada al diseño de producción, a la excelsa (¿también abusiva debido a su protagonismo?) banda de sonido de Vangelis, y a las notorias influencias que la película recibe y no disimula de METRÓPOLIS (1926) de Fritz Lang (que en fecha próxima será exhibida en el ciclo), pero también, tal vez sin presumirse aun en el momento de gestación, que desde su mismo estreno haría germinar al mito, a la referencia, al título siempre aludido, a la película que será copiada, imitada, bastardeada e invocada en más de una ocasión.

En ese sentido, BLADE RUNNER es el fiel exponente de una forma de hacer cine necesitó chuparle la sangre a otros títulos (con el film de Lang a la cabeza) y así construir su propia ingeniería visual y formal.

(más…)

18/08/2017

23 DE AGOSTO – CICLO DE CINE DE CIENCIA FICCIÓN EN EL CIC – “ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO” DE RIDLEY SCOTT

EL MONSTRUO ESTÁ VIVO… PERO NO ESTÁ

Por Gustavo J. Castagna

¿Aparece el monstruo al detalle? Semejante pregunta se habrán hecho miles de futuros espectadores antes de ver ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO (1979), segundo film de Ridley Scott después de la magnífica LOS DUELISTAS. Interrogante que sería respondido de inmediato y que refería a que el monstruo, aquella criatura alienígena viscosa y babosa, aparece poco y nada en el film inicial de una saga que haría historia, no solo dentro de la ciencia ficción como género, sino también en cualquier página valiosa donde se escribe sobre cine.

1 CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN ALIEN - CIC BLOG

Pues bien, han pasado muchos años del viaje sin retorno a la Tierra de la nave Nostromo con sus siete tripulantes  y un impensado invitado que dislocará un orden establecido, un marco legal y jerárquico que hará trizas ese bicho de extraña forma que amenaza crecer hasta límites insospechados.

Ocurre que la tranquilidad y la paz le corresponden a una tripulación que divide tareas a través de cargos y que se establece por un orden de jerarquía con Dallas a la cabeza (Tom Skerritt). Por allí también andan Kane (el gran John Hurt),  el extraño científico Ash (Ian Holm) y dos mujeres, la frágil Lambert (Veronica Carthright) y una teniente, la futura soldado Ripley (Sigourney Weaver), quien ni ahí imagina el rol que ocupará con el devenir del relato. Ellos cinco, podría decirse, representan la inteligencia, el saber, el conocimiento de cada uno de los rincones de la nave, pero también, de aquello que pasa y ocurre fuera de ella. Pero claro, para que el quinteto exista, debe aparecer la fuerza de los de abajo, el trabajador mecánico, el músculo antes que el cerebro: y por ese motivo están los simpáticos Brett (Harry Dean Stanton) y Parker (Yaphet Kotto). A los siete podría agregarse un habitante felino: el gatito que será compinche de Ripley acá y en la segunda de la saga.

Pero…. el colado principal no tiene ni nombre y está a punto de parir, de meterse en el cuerpo de uno de los tripulantes, de andar de acá por allá por las instalaciones de Nostromo dispuesto a ocupar un territorio que en un principio le es ajeno.

(más…)

11/08/2017

A partir del 23 de agosto – NUEVO CICLO DE CINE SOBRE CIENCIA FICCIÓN A CARGO DE GUSTAVO CASTAGNA EN EL CIC

10 encuentros – Todos los miércoles a  las 14: 15 hs – Entrada Libre y Gratuita con inscripción previa a través de reservas@cic.edu.ar

EXPLORANDO LAS RAÍCES DEL GÉNERO

Por Gustavo J. Castagna

Bienvenidos al nuevo ciclo cuatrimestral con diez films y sus relaciones con un género determinado. Si en el período anterior el TERROR y sus infinitas derivaciones ocuparon los miércoles de marzo, abril y mayo, desde el 23 de agosto y hasta fines de octubre, el marco teórico (presentación y debate una vez finalizado el film) y práctico (la exhibición completa de la película) estarán dedicados a la CIENCIA FICCIÓN y sus temas, decisiones de puesta en escena, adyacencias formales y construcciones dentro y fuera del género.

CICLO CINE DE CIENCIA FICCIÓN cartel general - CIC BLOG

Pues bien, la propuesta resulta seductora y concreta en sus objetivos: deconstruir a la ciencia ficción desde un indicador temático y de allí en más ampliar el análisis hacia las decisiones formales del director y su ubicación dentro del género.

De allí que los diez films abarcan un importante abanico temático de viajes al espacio, cruces genéricos, la ciencia como tema central, la exploración de territorios ajenos, las invasiones alienígenas.

(más…)

1/10/2010

Encuentros con el Cine de Género en el CIC – Ciencia Ficción

PARA ENFRENTAR A UN CYBORG, NADA MEJOR QUE UNA MUJER
Por Gustavo J. Castagna
Sarah Connor es un personaje extraordinario del cine de los 80. Es una mujer frágil que irá aprendiendo desde su soledad en presente qué será del futuro, rabiosamente apocalíptico, lleno de nubarrones y guerras cercanas. Sarah correrá junto a un soldado,  escapando de una máquina que tiene la misión de matarla con la intención de que ese futuro no se produzca, y más que nada, para que ella no adquiera el rol de heroína en medio de la lucha.
Sarah Connor es Linda Hamilton en el gran papel de su vida cinematográfica, interpretando a una chica de los 80 que no entiende por qué ella es la predestinada. Y allí estará el soldado bueno (Michael Biehn, rostro recurrente de esos años) para contarle una historia sobre ese futuro, el rol que le corresponde, el destino que no puede esquivar.
Frente a Sarah y al soldado está la máquina, encarnada por Schwarzenegger, en el primero de sus trabajos consagratorios de los 80 y 90 (otros serían Mentiras verdaderas, Terminator 2, El vengador del futuro, Depredador), en aquellos años donde ya impera el exceso de anabólicos para la construcción de determinados personajes.
En efecto, estamos en los 80, aun en la primera mitad de la década, donde Jane Fonda estimula sus ejercicios gimnásticos desde el VHS para el deleite y placer de las amas de casa de todo el mundo. El cine se hace eco de estos cambios y, por entonces, surgen los héroes representativos: Stallone como Rambo y Rocky, Bruce Willis en camiseta y encerrado en la torre de Duro de matar, Chuck Norris volviendo a Vietnam para seguir rescatando prisioneros de una guerra perdida, Van Damme tirando patadas y nunca retrocediendo en su avance, Schwarzenneger en Comando, Triple identidad, y la lista sería interminable. El cine de acción tiene sus años de gloria.
Pero no todo fue músculo masculino. También estaba Ripley retornando para pelear cara a cara contra el ácido y la voracidad de Alien. Y Sarah Connor, primero mujer común, luego madre a futuro, y más tarde, soldado profesional para impedir la destrucción definitiva a cargo de los cyborgs.
TERMINATOR es la película que dio  conocer a James Cameron, hasta el momento un cineasta de films de bajo presupuesto. Luego vendrían otros títulos (El abismo, Mentiras verdaderas, Terminator 2), hasta los millones de dólares y los Oscar obtenidos por Titanic. En tiempos más recientes, Avatar. Otro mundo, otro tipo de cine, diferente a la estupenda narración, a los logrados climas, al entretenimiento con calidad, sin necesidad aun de merchandising y anteojitos 3D, que aun siguen manifestando los cien minutos de TERMINATOR.
Están invitados a ver  una de las grandes películas norteamericanas de los años 80. No tengo dudas.

PARA ENFRENTAR A UN CYBORG, NADA MEJOR QUE UNA MUJER

Por Gustavo J. Castagna

Sarah Connor es un personaje extraordinario del cine de los 80. Es una mujer frágil que irá aprendiendo desde su soledad en presente qué será del futuro, rabiosamente apocalíptico, lleno de nubarrones y guerras cercanas. Sarah correrá junto a un soldado,  escapando de una máquina que tiene la misión de matarla con la intención de que ese futuro no se produzca, y más que nada, para que ella no adquiera el rol de heroína en medio de la lucha.

(más…)