Posts Tagged ‘opera prima’

6/07/2018

Novedades de Alumnos y Egresados – Se estrenó “Paisaje” de Jimena Blanco

Luego de participar en la Competencia Internacional del último Bafici, llega a las salas comerciales: “Paisaje” ópera prima de Jimena Blanco, docente y egresada del CIC.

Un concierto de rock, la irrupción de la policía, cuatro amigas obligadas a huir con rapidez y que olvidan allí su mochila. La amistad y la adolescencia como una misma cosa, y el futuro menos como un tiempo por transitar que un espacio (una ciudad) por descubrir: esa es la carne y el alma de Paisaje.

Salas y horarios:
CABA
GAUMONT – 15:30 hs y 21:40 hs
CITY GRAL PAZ – 12:40 22:55
CINE PREMIER – Horarios a confirmar
GRAN BUENOS AIRES
CINE SELECT LA PLATA – 19:30hs – 21:20hs
SHOWCASE HAEDO – 12:15 pm – 13:50pm – 20:25pm
SANTA FE
VILLAGE ROSARIO – 11:30 hs 13.15 hs
MENDOZA
VILLAGE MENDOZA – 12:40 hs 14:30 hs

6/05/2014

HERNÁN GUERSCHUNY Y RAFAEL SPREGELBURD EN EL CIC – PROYECCIÓN ESPECIAL DE “EL CRÍTICO”+ CHARLA

El 29 de Abril el CIC vivió una tarde especial junto a sus alumnos. Acompañados de Vivián Imar y Marcelo Trotta, directores del CIC; el director y el protagonista de “El Crítico”, Hernán Guerschuny y Rafael Spregelburd, ofrecieron una charla revelando aspectos fundamentales del desarrollo creativo de esta Ópera Prima nacional interpretada por Dolores Fonzi y Rafael Spregelburd. Hernán, a su vez, es egresado de la Carrera de Realizador Integral de Cine y Televisión del CIC, por lo que su presencia resultó muy valiosa y enriquecedora para los alumnos, además de emotiva para quienes observaron sus primeros pasos en la institución. De más está decir, si hablamos de importancia, lo que significó para los alumnos de la Carrera de Actuación sobretodo, la presencia de Rafael Spregelburd, que por contemporáneo no deja de ser uno de los grandes de la rica historia del teatro argentino. Ni más ni menos.

El film, que se presenta como una comedia romántica en clave de parodia, contó con el Premio a Mejor Película en la Sección Panorama Argentino del 28º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y cuenta la historia de Téllez, un severo y prestigioso crítico de cine harto de las comedias románticas y convencido que lo mejor del séptimo arte murió. Tal vez por su oficio, sufre lo que él llama La Maladie du cinemá: ve el mundo como si fuera una gran película que no puede evitar criticar. Buscando un nuevo departamento, conoce inesperadamente a Sofía, una mujer atractiva pero que poco tiene que ver con su buen gusto. “Elemental, construida a fuerza de clichés” la describiría. El azar los pone en situaciones extrañamente idílicas. Téllez intenta escapar de una puesta que aborrece pero sospecha que el género que más odia se está tomando revancha.

El Crítico se proyectó especial y exclusivamente para la charla, que se llevó a cabo en un colmado Teatro del CIC, y contó con la moderación de Marcelo Trotta y Vivián Imar, que la fueron encauzando hacia los tópicos más interesantes para que los alumnos de las carreras de Realización, Actuación y Curaduría allí presentes, puedan disfrutar y aprehender de un evento único: La posibilidad palpable de conectar personalmente con el director y el protagonista de un largometraje, inmediatamente después de su proyección.

A continuación destacamos, a fuerza de subtítulos, los aspectos más sobresalientes de la charla referida en este cálido encuentro con los alumnos: (más…)

3/03/2011

“Las Piedras” del Egresado Román Cárdenas

La Opera prima de Román de Cárdenas, egresado del CIC, fue seleccionda para el Bafici. A continuación entrevista al Director

Cuándo surge “Las piedras” como proyecto de Largometraje?

Las Piedras surge de una primera escritura en Noviembre de 2009. Desde ese momento hasta la instancia de rodaje fue una scaletta. En principio, impulsiva; después fue tomando más cuerpo. Incluso en el rodaje mismo surgieron varias escenas de las cuales al menos dos son, no sólo importantes en la película, sino parte del corazón de la misma. 2009 fue un año de transición para mí, y tal vez esa transición originó ese texto abierto. Abierto como yo en ese momento de mi vida. En algún punto, abierto a cambios.

En lugar de escribir un guión y luego buscar personajes y locaciones, escribí a partir de actrices, actores y locaciones seguras. Esta metodología, es menos una regla de oro del cine independiente que del teatro. Yo venía de participar de la Compañía Teatral Ideas Líquidas, también originada entre egresados del CIC, y ahora creo que allí surgió la tendencia a escribir sobre lo que se tiene a mano. Sin por eso limitarse en nada. Convengamos que mi idea de cine se corresponde con esas flexibles condiciones de producción. De cualquier otra manera sería mucho más difícil.

En cuanto a la dramaturgia, sentí que tenía un camino seguro al tomar como punto de partida uno de los cuentos más geniales que leí en mi vida: “Conservación” de Raymond Carver. Me pregunté ¿qué pasa si la heladera que se rompe en el cuento es la heladera a gas de la casa de fin de semana de mi novia en el Tigre? ¿Qué pasa si el personaje femenino del cuento es ella? ¿Qué pasa si el personaje masculino soy yo?

A partir de allí comencé a escribir, como lo hago siempre, sin saber muy bien adónde iba a terminar. Y terminé en mi ciudad natal, para variar, paseando en moto y pescando en el río.

En el medio apareció un fumigador (mi suegra tiene una empresa de fumigación) y un amigo que vive en el campo (mis abuelos tienen una chacra en el campo). Pero todo fue inconsciente, desde este lugar: El mundo era abstracto. No existían lugares más allá de mi experiencia. Más allá de lo cercano. Incluso geográficamente hablando, al momento que mi cabeza pensaba un lugar, ese lugar comenzaba a existir. Antes no. Incluso tampoco existían los alrededores si yo no los imaginaba. No sé si Welles se refería a esto cuando dijo que lo más le importa o le interesa del cine es la abstracción. Pero a mí particularmente, este tipo de abstracción, la que me lleva a pensar que el mundo no existe si no lo (des)escribo es lo que más me interesa de la escritura para cine.

Al cuento de Carver, le sumé las sensaciones algo cercanas que experimenté cuando leí “El río sin orillas” (hasta ahora, el libro que más me ha gustado de todos los que he leído), sobretodo el capítulo titulado “Verano”. Por esto, la historia transcurre en verano. Pero para recuperar esas sensaciones tenía que viajar a mi ciudad natal… así que clausuré el cuento lo más respetuosamente posible y “me fui” para Arrecifes. Vuelvo a repetir que todo esto fue mucho más inconsciente de lo que parece.

Cuando terminé de escribir, eran entre dos y cuatro hojas, no lo recuerdo bien. Lo que sí recuerdo es que tenían el sabor a algo posible y, fundamentalmente, en movimiento. Abierto a cambios.

Tal fue el caso, que la película siguió en movimiento incluso durante el montaje, en donde tomó también otra dirección. Algo que, desde este tipo de proyectos, es mucho más positivo que negativo.

(más…)

18/03/2005

TABLAS Y FOTOGRAMAS – NOTICIAS DE ALUMNOS Y EGRESADOS

ENTREVISTA A JESUS BRACERAS

En el marco del 20º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata se presentó “OJOS”, la Opera Prima de Jesús Braceras. El joven realizador, alumno egresado del C.I.C., comenta su experiencia.

¿Cómo surge la idea que dio origen a la película? ¿Cómo nace el proyecto de llevarla a cabo?

La idea de OJOS surge en realidad de un corto que yo había realizado en mi época en el CIC. Con un amigo mío solíamos salir a caminar llevando con nosotros una cámara filmadora. Un día se nos aceraron unos pibes que estaban en la calle y nos empezaron a apurar porque los estábamos filmado. Diego que llevaba la cámara en ese momento dejó de enfocarlos pero siguió filmado la conversación con la cámara apuntando al suelo. Cuando llegamos a su departamento miramos el video y nos encantó lo que había quedado. Un tiempo después empecé a sentir ganas de hacer un corto y transformé esa experiencia en una historia que luego serviría de base para el largometraje. Una vez decidido el recurso que iba a utilizar en el relato comencé a escribir muchas historias que pudiesen encajar. De todas ellas elegí las mejores y las uní.

¿Cómo se logra filmar una primer película? ¿Te condicionaron las cuestiones de producción?

Cuando terminé el CIC a fines del 2001 no sabía bien qué es lo que iba a hacer, un corto, trabajar en publicidad o irme a vivir a otro país a probar suerte. Lo que sí estaba seguro es que quería hacer algo que tuviese que ver con lo que había estudiado. Decidí quedarme aquí pues lo que no lograse hacer en mi país menos lo iba a lograr en un lugar donde soy un extranjero. Tomando como base el corto OJOS empecé a idear un programa de televisión con la idea de presentarlo en algún canal. A las dos horas de comenzar a escribir me di cuenta que en realidad lo que yo quería hacer era una película. Empecé a escribir el guión y junté a mis compañeros y les dije “Tengo este guión, vamos a hacer una película”. Obviamente todos se engancharon y ahí empezamos.

Las cuestiones de producción me condicionaron ya que teníamos el guión, teníamos las ganas de hacer, pero no teníamos nada. La historia tuvo que adaptarse a la falta de recursos y tuvimos que ingeniárnoslas para contar lo mismo pero con menos, es decir, hacer un accidente pero sin romper un auto.

¿Quiénes fueron tus referentes estéticos o artísticos?

Con seguridad debo tener alguno pero no sabría decirte bien quien. Soy de mirar todo tipo de cine y me gusta todo. Mientras miraba la tele, si veía algo que me gustaba, lo grababa e iba corriendo a mostrárselo al DF, la Directora de Arte o los actores según correspondiese.

¿Cómo influyó la formación que recibiste en el C.I.C. en la realización del film? ¿Cuáles fueron los mayores conocimientos de tu etapa de estudiante aplicados durante la realización de la película?

Algo que me dejó el CIC que me ha ayudado mucho es haber tenido contacto con grandes profesores. El hecho de ver a tipos que trabajan hace años en el medio me hizo dar cuenta que mi película no estaba años luz como me lo imaginaba. Descubrí que siempre es difícil empezar y que uno nunca se siente lo suficientemente preparado para empezar a filmar. No importa si tengas 23 años como yo cuando hice la película o 40 años, uno nunca se va a sentir del todo preparado. Creo que hay que cerrar los ojos y meterle para adelante. No hay que tenerle miedo al ridículo. Lo que pasa es que a medida que pasan los años el miedo al ridículo aumenta y por ende se hace más difícil tirarse a la pileta.

El hecho de haber pasado por el CIC me ayudó mucho. Es más, Liliana Nadal editó la película, Juan Carlos Fisner trabajó en producción, recibimos asesoramiento de Vanessa Ragone y Marcos Negri en producción y todo el tiempo Alberto Lecchi me acompañó con sus consejos. Hubo mucha gente del CIC que me ayudo, hay muy buenos profesores y dispuestos a darte una mano. Además, el CIC me prestó algunos equipos de iluminación que nos ayudaron muchísimo.

(más…)