• CIC

"Clean" de Olivier Assayas - Seminario Cine y Rock

MARTIRIO Y REDENCIÓN

Por Gustavo J. Castagna


Primera aclaración: CLEAN de Olivier Assayas representa una zona de riesgo dentro del seminario sobre las relaciones del cine con el rock. Zona intangible, acaso, porque salvo un par de tema musicales acordes (por ejemplo, uno de Mitric al principio del film), la historia dispara hacia otros ámbitos genéricos que, por momentos, poco tendrían que ver con los principios del seminario. Pero música hay y de sobra, en especial, las canciones que entona la protagonista Emily (Maggie Cheung) con su dulce y melancólica voz que se opone al estado de las cosas terminal que desarrolla la trama. En efecto, CLEAN es un melodrama donde la música adquiere protagonismo desde las idas y vueltas del personaje central, conviviendo con el dolor de una pérdida afectiva e intentando recuperar a su pequeño hijo protegido por sus suegros (allí aparece Nick Nolte en otra interpretación recordable).


Olivier Assayas confía en el melo como sustento dramático de la historia y hacia allí va, sin mirar para los costados, sin temerle a que se lo acuse de construir algunas escenas banales con su protagonista pretendiendo solucionar sus problemas dentro de un mundo que la rechaza por su adicción a las drogas duras.

En ese sentido, el consumo de drogas en determinadas películas sobre el rock actúa como sostén paradigmático dentro de las tramas. Desde la esencial BUSCO MI DESTINO (Easy Rider) de Dennis Hopper en donde la poética beatnik heredada de “On the Road” de Jack Kerouac se fusionaba con la música de la época y los interminables “trips” de los personajes, constituyendo un tono elegíaco sin contemplaciones sobre el tema, hasta el dolor físico y los cadáveres de Sid Vicious y Nancy Spugren en SID Y NANCY de Alex Cox (que será exhibida en el seminario el miércoles 11 de mayo), maltratados por el consumo de heroína, en una película de atmósfera fúnebre y mortuoria, el rock en imágenes siempre recibió con las puertas abiertas al tema de las drogas. Claro está, que las diferencias surgen desde la óptica elegida por cada realizador: existen títulos en donde triunfa la celebración a través del consumo, y otros, en los que las drogas actúan como materia secundaria dentro de las historias.

Por eso, CLEAN es una película curiosa.

En la superficie del relato se entromete con un tema desde una postura moral(ista) y de castigo divino al personaje de Emily, fanática de la metadona como válvula de escape frente a los sucesos que la rodean. Sin embargo, la inteligencia de Assayas como director va más allá de una enseñanza de vida y de la moraleja bienpensante. Y es allí en donde el género (el melodrama) gobierna con su esplendor a cada una de las escenas del film. El viaje temático que emprende Emily hacia la recuperación de su hijo en manos de sus suegros ostenta un recorrido tumultuoso y de raíces heterogéneas: la película desnuda al mundo de la música desde una mirada nada complaciente, presenta personajes secundarios de importante peso dramático, expone desde el punto de vista de su heroína (vaya término) a una mujer a la que dejaron sola luego de su etapa de mayor necesidad por consumir drogas duras. Ocurre que CLEAN es un melodrama sobre la redención de un personaje límite y no una película de cien minutos que condena a la cantante y madre por sus adicciones del pasado.

Para llegar a este punto, el ex redactor de Cahiers du Cinema, tal vez no logrando las cimas estéticas de otros títulos como SILS MARIA/EL OTRO LADO DEL ÉXITO e IRMA VEP, contó con un grupo de extraordinarios actores secundarios (el citado Nolte, Beatrice Dalle, Don McKellar, Janine Balibar). Pero también, es acertado invocar que CLEAN sería una película inferior a la que es sin la presencia de Maggie Cheung. La actriz y modelo de origen chino carga con el protagonismo con la suficiente autoridad actoral que convierte a su Emily en un personaje de múltiples matices. Basta verla en la escena en la que llora y llora, acaso añorando por haber pertenecido, disfrutado y padecido ese paraíso perdido relacionado a la música y a las emociones fuertes.

 

 

© CIC - Centro de Investigación Cinematográfica 

Benjamín Matienzo 2571 - C1426 DAU - Buenos Aires - Argentina  

(05411) 4553-5120  / 4553-2775 / 4551-5922

 informes@cic.edu.ar