• CIC

Eugenia Garay Basualdo realizó el montaje de "La Teoría como acción"

Eugenia Garay Basualdo, docente de las Cátedras Curaduría I y Arte Latinoamericano del CIC,  realizó el montaje  junto a su equipo de la exposición “Oscar Masotta. La teoría como Acción” que se inaugura el 9 de Noviembre en el Parque de la Memoria.


Oscar Masotta. La teoría como acción reconstruye la trayectoria intelectual de este  importante pensador, crítico y artista (Buenos Aires, 1930- Barcelona, 1979); figura crucial en las transformaciones del campo cultural del periodo comprendido entre las décadas de 1950 y 1970. La muestra ahonda sobre sus múltiples y móviles intereses teóricos: de la literatura y la militancia política a la vanguardia artística y la historieta, el psicoanálisis lacaniano, en una perspectiva heterodoxa que entrecruza el existencialismo, el marxismo, la semiología, el estructuralismo, entre otros paradigmas. A partir de material de corte documental y de obras artísticas –de su producción y la de la vanguardia argentina de los 60, a quienes él llama “los imagineros argentinos”, y en especial del grupo “Arte de los Medios”– así como de algunas derivas contemporáneas de su trabajo, la exposición busca integrar las distintas constelaciones de lecturas, intervenciones  y  zonas de incidencia. Al mismo tiempo, se pregunta por la resonancia de su legado en el presente, tomando como eje uno de los conceptos clave en su trabajo: el ejercicio teórico como un modo de acción (política).


Acerca del Artista:

Oscar Masotta (Buenos Aires, 1930 – Barcelona, 1979) fue un intelectual de avanzada, un agitador polémico y provocador, al que es preciso ubicar en el contexto de la abrupta transformación de las escenas políticas y culturales de las que fue partícipe entre mediados de los años cincuenta y fines de los setenta. A contrapelo del clima fuertemente antiintelectual que predominaba entonces, defendió la acción teórica como un modo específico de intervención política emancipadora.

Figura crucial en la introducción de nuevos paradigmas de pensamiento y en la articulación de ideas y modos de hacer hasta entonces inconexos, ha sido definido como «un verdadero héroe modernizador», «una sensibilidad prototípica de la década de los sesenta» o un «escritor-faro». Mientras otros intelectuales enfrentaban existencialismo y estructuralismo como opciones irreconciliables, Masotta sintetizaba su postura mediante la conjunción conciencia y estructura: «La filosofía del marxismo debe ser reencontrada y precisada en las modernas doctrinas (o “ciencias”) de los lenguajes, de las estructuras y del inconsciente».

Sus pasiones y zonas de intervención fueron polimorfas, múltiples, móviles: de la literatura y la militancia política a la vanguardia artística, la historieta y el psicoanálisis. Marxista heterodoxo e intelectual marginal a la academia, fue (y sigue siendo) resistido por su dandismo (cuidadosamente desaliñado) y la «frivolidad» de sus pasiones (la intelectualidad de izquierda le reprochaba que se dedicara a hacer happenings en lugar de prestar atención al problema del hambre), y por no encuadrarse dentro del modelo del intelectual comprometido ni del intelectual orgánico.

 

 

© CIC - Centro de Investigación Cinematográfica 

Benjamín Matienzo 2571 - C1426 DAU - Buenos Aires - Argentina  

(05411) 4553-5120  / 4553-2775 / 4551-5922

 informes@cic.edu.ar